Amor Filial – Mi prima Marta

20 de septiembre de 2008

Mi prima marta tiene 16 años. Es muy guapa, delgadita, pelo castaño, tetas algo pequeñas y con un culito muy atractivo. Yo me llamo Pablo, tengo 22 años, delgado pero con cuerpo de gym y una herramienta de 21cm. Vivo en Madrid pero mi prima ha vivido fuera de Madrid hasta hace unos pocos meses cuando ella y sus padres se mudaron a mi ciudad.

A veces se ha quedado a dormir en mi casa pero nunca hemos pasado mucho tiempo juntos. Alguna vez hemos visto una peli en mi cuarto pero nada más. Un día, hablando por msn, salió el tema del sexo; hablamos un poco de nuestras posturas favoritas y de sitios donde lo habíamos hecho. El tono de la conversación subió algunos grados, pero llegó la hora de irse a dormir. El final de la conversación fue:

- ¿Y tu ex qué opinaba de tu..?
– Decía que estaba muy bien dotado
– ¿Cuánto te mide?
– 21cm
– Wow, ¡no me lo creo!
– Pues es verdad, si quieres comprobarlo algún día que vengas a casa ya sabes..

Y ahí terminó la conversación. Transcurrieron 2 semanas sin saber nada de ella (algo habitual ya que yo no salgo mucho y ella ya tiene su grupo de amig@s) hasta que llegó Agosto. Mi familia se iba de vacaciones y yo me quedaría en casa solo, prefiero la tranquilidad de una ciudad calorusa y desierta que el barullo de las zonas turísticas. Ese mismo día por la tarde mi prima se conectó:

- Hola marta
– Hola primo
– ¿Te apetece venirte a ver una peli a casa? Estoy un poco aburrido
– Hmm… lo siento, hoy no puedo, ya quedé, ¿te viene bien mañana?
– Ok, ¿a las 5?
– Ok, a las 5, allí estaré

Al día siguiente, un poco antes de las 5, llamó al timbre. Yo iba vestido como de costumbre en verano, una camiseta, un bañador y unas chanclas.
Cuando abrí la puerta vi a mi prima con una minifalda y un top.

- Uhm, ¡qué guapa estás!
– Gracias, tú con el estilo de siempre por lo que veo jaja

Tras los besos de saludo de rigor nos fuimos a mi cuarto. Pusimos “Eyes Wide Shut”, película que ella no había visto pero que yo sí (quien la haya visto entenderá la razón de ponerla). Nos tumbamos en la cama y pusimos la peli.

Al poco de empezar la película fui a la cocina a por algo para beber. Al volver serví el agua a los dos pero se me cayó el tapón de la botella al suelo, delante de mi prima (quien, recordemos, seguía tumbada en la cama). Me agaché a recogerlo y al subir eché una mirada furtiva a su entrepierna. Tenía las piernas cruzadas una encima de la otra, pero no tapaban su monte de venus que mostraba claramente ¡la inexistencia de ropa interior!.

Al incorporarme del todo me pareció ver un esbozo de sonrisa en la cara de mi prima que seguía viendo la peli. Me tumbé de nuevo y seguí viendo la película. La verdad que ya me estaba calentando con el tema pero me controlé y no dije nada.

Cuando llegó la escena en la que el protagonista entra en una mansión y se encuentra con gente culta e importante, cuya identidad quedaba protegida por máscaras, follando por doquier Marta dijo:

- Uhm, la verdad que se lo montan muy bien.

- Ya te digo, un sitio así para vacaciones no estaría mal.

Yo ya estaba empalmado, aunque por la postura y por el bañador que era oscuro podía disimularlo bastante bien.

- ¿Y la tuya, realmente es tan grande?

Me dijo mientras, contra todo pronóstico, empezó a pasar su mano por encima del bulto de mi bañador.

- Vaya, parece que sí –dijo con una sonrisa en los labios–. ¿Puedo verla?
– Hmmm, ¿no te dará corte?
– Oh no no.

Me bajó entonces el bañador y se quedó mirando con los ojos abiertos.

- ¡Wow! Pues sí que es grande, y qué buena pinta tiene uhmmm.

La cogió con delicadeza y la movió arriba y abajo lentamente mientras la observaba con ojos viciosos.

- Me encanta primo, tengo sed. ¿Te importa que..?

Y sin decir más se lanzó hacia ella y comenzó a devorar lo que tanto la había gustado. Era una delicia. Su lengua y sus labios la recorrieron de arriba abajo, y la excitación que debía sentir ella por dentro se reflejaba en la velocidad con que movía su lengua.

Mientras disfrutaba de ese placentero momento reparé en su faldita que se había movido al inclinarse ella hacía mi y dejaba al aire su sexo depilado y excitante. Me incliné hasta tenerlo al alcance de mi lengua.
Mi prima vio mis intenciones y se recolocó poniendose a gatas encima mío formando un magnífico 69. Saqué mi lengua y empecé a juguetear con sus labios íntimos. Estaba muy caliente y húmeda y el olor a sexo que desprendía me volvía loco. Ella se movía, desesperada porque pasase mi lengua por su clítoris pero yo todavía quería calentarla un poquito más mientras ella continuaba con su tarea más allá de mi cintura. Finalmente decidí corresponderle el placer q me estaba dando y pasé mi lengua directamente por su clítoris de arriba abajo.
Lanzó un gemido bastante fuerte, por lo que su grado de excitación ya era bastante elevado. Comencé a lamerle el clítoris y a introducir mi lengua en su sexo con mis mejores artes y a los pocos segundos lanzó un gran gemido, arqueó su espalda y se agarró muy fuerte a mi. Estaba teniendo un orgasmo muy placentero a juzgar por la fuerza con que me clavaba las uñas.

- ¡Ay qué placer! ¡No sabía que tuvieras esta faceta! Uhmmmm qué rico…

- Me alegro que te haya gustado.

- Ahora me toca a mi disfrutar con tu orgasmo.

Dicho y hecho, bajo su cabeza de nuevo hacia mi erecta propiedad y siguió con la tarea que su lengua, labios y boca tenían entre manos. Yo ya estaba muy excitado y tardé poco en alcanzar el orgasmo. Le avisé y ella se la introdujo entera en su boca mientras con una mano la movía frenéticamente. Se lo tragó todo y estuvo un par de minutos más relamiendo. Cuando terminó tenía una cara de lujuria de esas que no se ven en las pelis porno.

- Hmmh, ¿por dónde van en la peli?
– Jaja, no sé, vamos a ver

Ya sin ropa nos tumbamos y seguimos viendo la película. A los pocos minutos yo ya estaba con ganas de más marcha (teniendo a mi prima desnuda al lado ayudó en la rápida recuperación):

- marta, lo de antes ha estado genial, ¿me dejas que te dé un masaje como agradecimiento?
– Vale, hace tiempo que no me dan un masaje.

Me coloqué encima de ella, sentado sobre su culito y comencé a darle un masaje sobre los hombros, espalda, culito, muslos y piernas. Cuando acabé comprobé con gusto que mi objetivo había sido alcanzado; estaba placenteramente dormida. Con suavidad y varias maniobras conseguí darle la vuelta sin que se despertara. Comencé a acariciarle los pechos y a besárselos con dulzura. Ella seguía dormida aunque su respiración se iba acelerando muy lentamente. Empecé a descender, besando todos los lugares por donde pasaba, hasta llegar a su depilado sexo donde empecé a deleitarme con mi lengua y mis dedos por segunda vez esa tarde.
Tan excitante zona se humedeció rápidamente así que le introduje primero un dedo, luego dos y finalmente tres que entraban completos. Su respiración ya era bastante agitada pero seguía durmiendo.

Separé un poco sus piernas, me coloqué de rodillas delante de ella y empecé a introducir mi miembro en su joven coñito. Entraba con facilidad debido a lo dilatado que estaba y al flujo circundante. No se puede describir con palabras la sensación de sentir las paredes tan estrechitas apretando contra mi polla. Era como estar en el cielo. Hice algunos movimientos de mete-saca muy suaves para preparar el camino y para capturar esas fantásticas sensaciones. Ella casi se despierta con la última acometida (prometo que eran suaves!) y su respiración ya era muy agitada. La última acometida ya no tuvo la parte de saca, la dejé dentro, hasta la mitad. Entonces me recliné sobre ella, le di un beso a esta bella durmiente y se despertó. En cuanto abrió los ojos yo apreté con fuerza y mi miembro recorrió el terreno que le separaba del fondo. Ella al sentir esto abrió los ojos como si hubiera visto el cielo. Se abrazó a mi con fuerza y con los ojos brillantes de lujuria me pidió:

- Diosss que placer!!!! No pares por favor!!!!!
– Tú mandass primita

Y empezamos el mete-saca. Al meterla y sacarla se notaban sus flujos rebosantes y el olor que dresprendía era muy excitante.
Estuvimos en esa postura un buen rato durante el cual mi prima tuvo varios orgasmos, muy placenteros a juzgar por la expresión de su cara. Estábamos disfrutando como locos, especialmente ella. Nos cambiamos y ella se colocó en la postura de perrito, a 4 patas, y me dijo:

- Ahora tú, ¡quiero sentirte desde atrás!

Aumenté la velocidad. Me agarré con fuerza a ella y a los pocos minutos la energía que llevaba acumulada desde hacía rato salió disparada al interior de mi prima quien lanzó un gemido tremendo.

Nos quedamos los dos tumbados sobre la cama jadeando y sudando. La película ya había terminado hacía un rato, pero mi prima todavía se quedó un buen rato más en casa.

Gracias a Relatos123.com – Relatos Eroticos


Categoria: Porno

Tags: ,

3 Comentarios

  1. francisco bueno ayala :

    quisiera tirarmela a mi chica asi, ojala algun dia pudiera

    Posteado el 22 de noviembre de 2008 - 10:16 am

  2. pedro mondragon :

    ps la vdd a mi eso no m gusto c esqcho muy falso a jusgar lo de la peliqla jeje
    ademas no creo k un xico d thu edad la tnga grande o k la deseen muxas xiks jajaja eso si k es el mjor xoro k he oido en toda mi vida si kieres vr un pivote k d vdd t dje eausto vn a buskrme pin puto maricon joto julian

    Posteado el 20 de mayo de 2009 - 17:39 pm

  3. mili :

    leeolo te encantala y busca las paginas de http://www.incesto es algo prohibido pero lo prohibido es lo mas grantioso

    Posteado el 7 de junio de 2009 - 22:35 pm

Comparte tu comentario

¿Te gusta ConejoPervertido?

Recomiendanos en Google.


Nube de Tags